¿Por qué el tiempo pasa tan rápido?

¿Recuerdas cuando eras niño y a principios de diciembre pensabas que faltaba mucho para navidad? ¿Has notado que conforme vas creciendo los años parecen ser más cortos? O cuando ves a los sobrinos pequeños después de unos meses ¿no te parece que han crecido mucho desde la última vez que los viste? Pues te tengo una noticia… No eres el único.

La percepción del tiempo en el curso de la vida

La sensación de que la vida se está acelerando es un aspecto del proceso de envejecimiento que es comúnmente reportado. Sin embargo, la forma como evaluamos el tiempo sigue siendo un misterio para los científicos. Por increíble que parezca, en pleno siglo XXI los científicos no han podido determinar un área específica del cerebro dedicada a medir la percepción del tiempo.

Sin embargo, no es que las personas de mediana edad reportes que las horas y los días pasen volando. Esos parecen avanzar a velocidad normal. Los años son los que se tiene la percepción que pasan volando. Si eres de los que sienten que los años pasan volando y la vida se te está yendo de las manos como agua, te tengo una buena noticia. Hay una solución que puede resolver al menos parcialmente el problema.

Haciendo que nuestros momentos sean más duraderos

Si deseas sentir que el fin de semana pasa menos rápido, no lo pases descansando y viendo televisión. Sal, respira aire libre, intenta nuevas experiencias, realiza actividad física. Las personas productivas, tienen la percepción que han aprovechado mejor su día y que no lo desperdiciaron.

También tener una vida llena de experiencias nuevas y positivas, te ayudará a sentir que tu vida tiene un sentido. Toma fotos y revísalas de vez en cuando. Dicen que recordar es vivir y al hacer esto, verás que has vivido una vida llena de cosas buenas y recuerdos. Escribir un diario, memorias o bitácora de vida, también te ayudará a atesorar los recuerdos y los momentos.

Al final la vida es como una paleta de hielo. Si la disfrutas se acaba… y si no, también. Así que lo mejor que podemos hacer para no sentir que la vida se nos está yendo de las manos, ¡es vivirla! Disfruta cada momento y trata de hacer que cada momento valga la pena.